Los alimentos que dañan al estómago y al bazo son el azúcar refinado y los alimentos muy ácidos. Las bebidas muy edulcoradas también dañan al bazo.

A la inversa, los alimentos de sabor moderadamente dulce favorecen al funcionamiento del bazo. Las calabazas se encuentran entre los mejores estimulantes del bazo que hay en reino vegetal. Entre los cereales, el mijo. Las personas que tienen problemas de estómago o bazo deberían comer mucho mijo y calabaza.

Los minerales son muy importantes para un buen funcionamiento del elemento tierra. Dado que contienen minerales, todas las verduras estimulan el funcionamiento del estómago, bazo y páncreas. Particularmente beneficiosas son las hojas de col, que son ricas en minerales, en particular el calcio.

El elemento tierra se favorece aún más masticando bien y salivando. La saliva suele ser muy alcalina, y el estómago muy acido. El alimento bien masticado, bien ensalivado, entra en el estómago y neutraliza los ácidos gástricos, creando armonía en el ambiente del estómago. Los alimentos picantes o ácidos pocos masticados acidifican mucho es estómago, produciendo acidez, molestia estomacales y, finalmente, ulceras.

Meridianos del estómago y bazo

Colóquese de rodillas con los glúteos apoyados en los talones. Tómese las manos y levántelas encima de la cabeza lo más alto posible. Lentamente vaya inclinando el cuerpo recto hacia atrás hasta que la espalda quede apoyada en el suelo. Mantenga esa posición durante dos respiraciones y después vuelva a la posición de partida. También puede hacer este ejercicio con las palmas giradas hacia arriba. Es un ejercicio maravilloso para los meridianos de estómago y bazo. Repítalo tres o cuatro veces, o tanto como pueda sin esforzarse demasiado.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *